miércoles, 23 de enero de 2013

23 de enero de 2012

El 23 de enero de 2012 estaba en el país X. Sin yo saberlo, comenzaba un nuevo ciclo para mi. Era el primer día de mi menstruación, 14 días después me quedaba embarazada, y 28 días después y con un test de embarazo positivo en mi mano, cogía aterrada un avión que me sacó definitivamente del país X. En país 1 me esperaba mucha nieve, y mis peces.

23 de enero de 2013, ha pasado un año.

Estoy por algún día más en país 1, con la misma nieve, pero mis peces no están. Tampoco está mi test de embarazo positivo. Tampoco mi bebé. Y quiero luchar,

jueves, 17 de enero de 2013

Una sorpresa y una locura

Una sorpresa

Ayer recibí un paquetito en casa. Fue ver el remite y empezar a sonreir como una boba. Abrir el paquete con muchísima ilusión, como el día de Reyes. Y sentir que un montón de lagrimillas se me agolpan y que están locas por salir....

Es maravilloso poder conocer a gente tan estupenda, nunca pensé que este blog me iba a brindar tanto...

El papel de regalo me transportó a este post... Lo intenté abrir con cuidado y no pude, me podía la ansiedad! Al final lo rompí un poco, y dentro había una nota (que he puesto en la nevera), con un broche precioso, que ya está adornando la solapa de mi abrigo.

Gracias Abril preciosa, por ser tan majísima como eres, por acordarte de mi, por tomarte la molestia de mandarlo tan lejos...

viernes, 11 de enero de 2013

De vuelta

Hola a todas, ¿qué tal estáis? ¿Cómo ha empezado el año? ¡Espero que muuy bien!

Yo ya estoy de vuelta, al frío y a la oscuridad, aunque no a la rutina, gracias a una gripe viajera traída del centro de Europa que nos tiene encerraditos en el micro-piso, cosa que es hasta de agradecer jejej.

Os he leído algo por encima pero tengo que ponerme bien al día, porque las vacaciones las he estado disfrutando junto con la familia. También he estado de visitas de médicos, tengo esperanzas en este nuevo año, he visitado a un endocrino que espero que sea capaz de poner mi hipotiroidismo bajo control.

Y aquí estoy, echando de menos el calor familiar, preguntándome de nuevo si nuestra decisión de marcharnos hace ya tantos años habrá sido acertada, y soñando de nuevo con volver algún día no muy lejano... Porque los sueños, sueños son, ¿verdad? :)

Os dejo un reportaje gráfico de este último mes...

Antes de marcharnos, visitamos el mercado de navidad. Estaba precioso con las luces adornándolo y la cantidad de gente que había paseando. Entre los puestos,