lunes, 18 de febrero de 2013

Febrero desde otra perspectiva...

Por fin tengo un momento para pasarme por aquí!! Sigo teniendo muy poco tiempo, esta semana en el trabajo va a ser también de las durillas, pero esta sensación de tener cosas que hacer me hace sentirme bien y útil, así que bienvenida sea! :)

Mi última entrada fue el 1 de febrero. Hace 17 días pero parece que hayan pasado muchos meses. Sinceramente me siento como otra persona, otra Netzi... Hace tan sólo 19 días me esforzaba en ver las cosas positivas de mi vida y a veces no lo conseguía. Siempre he sido una persona positiva pero aún así ciertos pensamientos negativos tiraban de mi. Y como sabéis ha tenido que ser una mala noticia la que haya hecho el cambio en mi. Pero ahora me levanto cada mañana y veo todo con otros ojos, con muchas ganas, porque cada día que pasa, es parte de mi vida, es un día perfecto y maravilloso que tengo que aprovechar junto a Marío, las personas que quiero, junto a vosotras, disfrutar de un día de sol o un día de nieve. He tenido algún día con algún cabreo, o con alguna decepción, no os voy a engañar, pero tengo muchas ganas de disfrutar cada día que pasa, porque tengo salud, porque tengo amor, y con eso me basta... Y encima, tal y como están las cosas, tengo un trabajo, que a veces me estresa, pero que en general me gusta bastante y me permite desarrollarme profesionalmente.

Y es que no me gusta el frío, pero qué hay más maravilloso y relajante que abrir la ventana por la mañana y ver lo todo así ... (veréis que he estado practicando con los collages de varias fotos y la cámara ejjej).



Durante estos días han pasado bastantes cosas...

viernes, 1 de febrero de 2013

De un momento a otro...

Venía con buenas noticias. A hablaros de que por fin mi valor de TSH se empieza a ajustar, que aunque aún sigue un poco alto, empieza a entrar en rangos normales y que además físicamente me siento mejor. Me dieron la noticia el miércoles, 2013 se iba arreglando. Pero la alegría me ha durado tan poco...

Ayer tuve una de las peores noticias que podía esperar. Una persona a la que quiero como a una hermana, acaba de recibir un diagnóstico médico que nos ha dejado en shock. Ella ha sufrido todos mis malos momentos, me ha escuchado, me ha animado y tendido su mano. Estoy rota porque aunque nadie se merece esto, ella menos aún, porque es una persona encantadora y generosa, que se preocupa por todo el mundo antes que por ella misma...

Aún resuenan en mi cabeza los brindis de año nuevo,