martes, 12 de noviembre de 2013

Mi vida de emigrante (II)

Hola, cómo estáis todas?? Espero que muy bien!!!!

Antes que nada, quería agradeceros a todas vuestros comentarios de ánimo en mi entrada anterior, sois las mejores!! Millones de gracias!!! Mis estrellitas siempre estarán en mi corazón, y a pesar de ser momentos duros, me gusta poder recordarlas y saber que fueron importantes para mi.

Por otro lado, parece que por fin mi agobio de trabajo va muy poquito a poco bajando, os echo mucho de menos, estoy desando coger la baja!!!!! Ya queda menos!!!

Fuente
Por fin vengo a continuar con la segunda parte de mi vida de emigrante, que os comencé en esta entrada.

A partir de que nos admitiesen en el Máster, todo fue mucho más fácil desde el punto de vista burocrático, aunque más difícil en el plano emocional.

En el sentido burocrático, ya no había una fecha en la que abandonar el país, teníamos derecho a más beneficios de la seguridad social, todo era como más "estable", y sin casi darnos cuenta, nos fuimos poco a poco empapando más de País1 y descubriendo el modo en que las cosas funcionan, e incluso me atrevería a decir que dejando un poco atrás el modo de vida que teníamos hasta entonces, dejar de ser un poco españoles, sin llegar a ser de País1, para ser unos extranjeros perpetuos.